¿Cuál es la diferencia entre una licencia y un permiso para manejar

Todas las personas que desean manejar un vehículo de pasajeros o de carga, así como una motocicleta, en cualquier parte de la República Mexicana, necesitan imperativamente contar con una licencia o permiso de manejo.

Ambos documentos sirven para habilitar a un conductor a manejar un vehículo y son tramitados por la Secretaría de Transporte y Vialidad propia de cada entidad federativa. Esta secretaría fijará los requisitos necesarios para tramitar cada una, así como los períodos de vigencia posibles y los costos.

Un permiso de conducir o de manejo es el documento que habilita a un menor de edad de al menos 16 años cumplidos a conducir un vehículo. Para tramitarlo, los menores deben ir acompañados de sus padres o tutores, quienes deberán responsabilizarse del menor. Los permisos por su general se dan por una vigencia más limitada que la de las licencias. Cabe mencionar que en algunas entidades federativas este permiso de conducir es también conocido como licencia para menores.

Por su parte, una licencia de manejo es el documento personal e intransferible que habilita a una persona a manejar un vehículo por la vía pública. Sin embargo, no cualquier licencia te habilita a manejar cualquier vehículo, sino que dependiendo del tipo de licencia que se tramite, es el tipo de vehículo que se puede conducir (público o particular, motocicletas, etc.). Cada entidad federativa puede manejar su propia clasificación, pero en general son similares. Las licencias tipo A son para los conductores de transportes particulares o taxis, las tipo B son para patrullas, ambulancias y vehículos de una carga hasta las 3.5 toneladas, tipo C es para transporte especializados y de carga mayor a las 3.5 toneladas, y las tipo D para motocicletas y similares.

Si requieres de mayores especificaciones, o verificar esta información, te recomendamos ir directamente a la Secretaría de Transporte y Vialidad de tu entidad.